El Choclo abre sus puertas: encuentro informativo de primavera


Los Encuentros Informativos que organizamos dos veces al año son la oportunidad ideal para conocer el proyecto, el lugar y a las personas que están detrás.

El último de ellos fue un éxito de asistencia y contó con la presencia no solamente de más de 40 personas interesadas en el proyecto sino también de dos concejalas del Ayuntamiento de Castalla y dos representantes de la Federación de Cooperativas de Consumidores y Usuarios de la Comunidad Valenciana. ¡Fue un honor contar con su presencia!

El pasado 30 de abril la finca estaba en su mejor momento: tras un par de meses de lluvias frecuentes, el verde de las plantas y los toques de color de las flores estaban por todas partes. El clima ya era cálido aunque con la inestabilidad habitual de esas fechas.

Vista de la Casa de los Caseros desde el Valle Alto
Vista de la Casa de los Caseros desde el Valle Alto

¿Cómo son estos encuentros? Vamos a verlo…

La recepción

Lo primero que se encuentran los visitantes es la puerta de la finca, abierta todo el día, y a las personas encargadas de la recepción.

Vista desde la puerta de la finca hacia el interior, mostrando a varios visitantes, una mesa con papeles y un panel informativo.
Dando la bienvenida a las personas visitantes

Este “comité de bienvenida” es fundamental: resuelve dudas de último minuto sobre cómo llegar o dónde aparcar, comprueba las personas en la lista de asistentes, les da un identificativo con el nombre y va organizando a la gente en grupos para la siguiente actividad. En estos encuentros cuidamos que siempre haya alguien en la puerta para acoger a rezagados, despedir a los que se marchan, etc.

El paseo

Conforme llegan las personas se van formando grupos de cinco o seis personas. Cuando se completa un grupo una de las personas cooperativistas, en calidad de guía, inicia un recorrido la finca.

Durante el recorrido las guías van evocando aspectos generales del proyecto: qué queremos hacer en cada lugar, cómo nos imaginamos que será la convivencia, intervenciones que se han ido haciendo en el terreno o anécdotas que se van acumulando ya por los rincones.

El refrigerio

El paseo abre el apetito, la sed y las ganas de hablar, así que el recorrido de cada grupo termina invariablemente en un refrigerio bajo la pinada, desde donde se ven las dos casas existentes en la finca y el “valle” que las separa.

Vista de la finca desde la pinada. En primer plano, una mesa con mantel blanco, botellas con bebidas y vasos en bandejas. Al fondo, bajando una escalinata, una carpa con sillas blancas.
¡Todo preparado!

Allí nos esperan varias mesas con bebidas y picoteo (productos ecológicos y/o de proximidad), y una exposición de paneles que ilustran aspectos clave del proyecto y sirven para abrir conversación.

Este es el momento de relajarse, sentir el fresco de la brisa, conocerse o ponerse al día y compartir las primeras impresiones o dudas sobre el lugar o el proyecto.

Personas tomando algo y hablando, sentadas o de pie, bajo la pinada.
¡Luego cuesta sacar a la gente de aquí!

La puesta en común

La última parte de la mañana es un momento de puesta en común, en el que la presidenta agradece la asistencia y presenta la jornada y el facilitador se explaya en los detalles más concretos del modelo de cesión de uso en general y de este proyecto en particular: economía, gobernanza y autogestión, estapas de desarrollo, arquitectura, requisitos de acceso, etc.

Iniciando la presentación
Personas sentadas en sillas bajo una carpa, escuchando a una persona dando explicaciones.
Respondiendo a preguntas de visitantes

A la presentación sigue una conversación abierta en la que los visitantes plantean sus dudas y comentarios y las propias personas socias y asociadas comparten la motivación que les trajo aquí y su experiencia en el proyecto hasta la fecha.

Finalmente se facilitan formas de seguir la conversación y se reparten formularios con los que cada persona puede expresar su interés en unirse (como socia, asociada o amiga), seguir siendo informada o desvincularse completamente.

Y… poco a poco, aún con muchas conversaciones pendientes, la gente se va marchando. Muchas personas volverán a contactarnos y tendremos una serie de entrevistas para resolver dudas, conocernos más y, finalmente, entrar a formar parte de Alicante ConVivencia.

Desde lo alto de la escalinata de la finca, se ven las carpas y personas despidiéndose y alejándose por el camino que sube frente a la Casa de los Caseros.
Despedidas.

¿Por qué encuentros informativos?

El crecimiento de un grupo, desde el núcleo inicial (muchas veces llamado grupo motor o grupo semilla) hasta alcanzar el número de personas o unidades de convivencia deseado, es a la vez una necesidad y un reto.

Es un reto porque cada nueva persona que entra remueve cosas en el grupo, lo sacude un poco, lo transforma. Hay un proceso de adaptación entre lo que la persona trae (nuevas ideas y energías, pero también formas de hacer diferentes) y los acuerdos previos, la identidad o la forma de trabajo establecida en el grupo. Este proceso requiere un cierto esfuerzo y compromiso por ambas partes.

Desde hace años vimos claro que, en lugar de estar constantemente incorporando a personas, puede ser mejor darle al grupo tiempos de estabilidad y luego, en momentos señalados, abrirlo a la incorporación de nuevas personas. Esto nos ha permitido centrar nuestros esfuerzos en los objetivos de cada etapa, y concentrar la comunicación y difusión en momentos clave.

Así surgieron los Encuentros Informativos.

A fuerza de repetirlos (siempre con alguna mejora), son ya parte de los ritmos de la cooperativa. Aunque ahora mismo empezamos a incorporar personas de forma más continuada y los Encuentros ya no coinciden necesariamente con el final de una etapa, siguen siendo nuestros momentos favoritos para abrir nuestras puertas, asomarnos a fuera y dejar al mundo entrar.

¿Quieres asistir al próximo Encuentro Informativo?



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.